Una trilogía de novelas eróticas


Tres obras que abrirán tu mente. Otra revolución sexual. Vimos una revolución similar con el fenómeno 50 sombras (50 sombras de Grey de  E. L. James)– que, por cierto, no tengo el mínimo interés en leer- y lo volvemos a ver ahora, de una forma menos edulcorada, quizá incluso más normalizada a la vez que alejada del clásico romanticismo; ¡Se habla de sexo!

El erotismo, finalmente, se abre paso entre las estanterías de cualquier librería. Sigue causando escándalo, sí, pero ya no como antes. Recuerda que hasta el año 1848 el código penal mencionaba la sodomía como delito. Antiguamente se entendía por sodomía el conjunto de todos los actos sexuales que no tenían una finalidad reproductiva. Es decir, si se mantenían relaciones era con la finalidad de engendrar descendencia. De otro modo, tu comportamiento seria algo «desviado», un motivo de castigo. Por eso, no tenemos que olvidar que, aunque son temas que siguen incomodando a muchos, en las ultimas décadas se han derribado innumerables barreras ideológicas. Que novelas como estas puedan ser publicadas por editoriales reconocidas es un claro ejemplo.

Noemí Casquet

Sin duda, Noemí Casquet está revolucionando lo que entendemos por literatura erótica. Directora de «Santa Mandanga», plataforma de educación sexo-afectiva. Creadora de contenido y divulgadora del erotismo y la sexualidad. Tiene especial influencia en Instagram y Youtube.

Muy auténtica, despojada de convencionalismos, de narrativa fresca y casual. Sus novelas gozan de un estilo joven, liberal y para nada ostentoso.


Ella se describe como:

Mala mujer. Periodista. Escritora. Presentadora. Divulgadora. Rebelde. Amante. Amiga. Enemiga. Desconocida. Diosa. Diabla. Luchadora. Madre gatuna. Bruja. Zorra.
Humana.

Noemí Casquet

Las novelas de Noemí -entre otras-, representan un avance importante en cuanto a los derechos a la sexualidad, en especial los de la mujer. La oportunidad de deshacernos de tabúes, así como de la represión sexual heredada de… ¡la época victoriana! -sino antes-.

Son novelas de lectura muy rápida, directa y coloquial. Engullí la primera de las novelas (Zorras) en tan solo un par de días. Hace apenas unas horas que he dado con la segunda parte, Malas. La verdad es que pinta muy muy bien.

El lector se encuentra con tres mujeres- Alicia, Diana y Emily-, una de ellas es la voz narradora. Ellas, por su momento vital, quieren descubrir quiénes son en realidad, al margen de lo que dictan las normas convencionales. Deciden vivir la aventura de la liberación juntas, formando un club. El «club de las Zorras». A lo largo de la segunda novela, Malas, Casquet nos sumerge en el mundo tántrico y en el sexo sagrado. Y en Libres, la tercera y última de las novelas, la autora nos adelanta que habrá un final muy inesperado. ¡Que intriga!

¿Y tú, todavía no has leído Zorras, Malas y Libres ? Te dejo los links.



Y si ya has leído las novelas… ¿Que te han parecido?
Deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.