Hoy me gustaría hablar de otro de los muchos CUENTOS sobre la sexualidad. Existe una especie de conocimiento social -poco explícito- que nos dice lo que está bien👍 y lo que esta mal👎. Vamos aprendiendo (por observación de los otros) lo que se espera de nosotros y cómo debemos comportarnos. En cuanto a las relaciones de pareja siguen habiendo varios «convenios» que simplemente heredamos sin lugar a debate🤔. A veces, incluso no somos conscientes de ellos pero está claro que será enriquecedor que los pongamos en duda y que, cada uno, reconstruya lo que -para él- está bien o mal. O mejor aún: ¡Prescindamos de estas etiquetas!🤯

Antiguamente, como ya sabes, el sexo simplemente era una acto «rudimentario»- por decirlo de algún modo- que te permitía la concepción🏩. En este sentido, todo lo que no fuera «por y para» la reproducción se consideraba una aberración. Por suerte, los tiempos parece que están cambiando. El placer😛 cobra un sentido progresivamente más centralizado y la reproducción, bueno, pues cómo lo que es; un posible resultado de un encuentro sexual.

https://www.enteratever.com/2018/wp-content/uploads/2018/11/fruta-prohibida.jpg

Visto así, no es de extrañar que la masturbación no tuviera mucho sentido dentro de la pareja. Otros mitos cómo: «quedarse ciego🙈», «quedarse estéril», etc. reafirman que la masturbación ha sido perseguida y mal vista durante generaciones🙅. Freud hablaba de ello como una forma infantil🍭 de provocarse placer. También distinguía entre el orgasmo femenino vaginal y el clitoriano, entendiendo este ultimo como la forma prematura🍭 del verdadero orgasmo adulto. Por suerte, estos juicios de moral (entre lo que es adulto, infantil, funcional o no) no cobran mucho sentido hoy en día. La diferenciación de los tipos de orgasmo femenino fue refutada -aunque sus efectos siguen causando frustración a infinidad de mujeres-. Sin embargo, son creencias que permanecen en lo profundo de nuestra sociedad y es complicado deshacernos de ellas.

Si te paras a pensar; ¿porque debería sustituir-se siempre la masturbación por el coito cuando estamos en pareja? ¿Acaso nuestro propio placer depende de nuestro cónyuge? Las necesidades y actividad sexual de cada uno pueden ir muy a la par o, al contrario, quizás tu pareja te reclama sexualmente más de lo que tu desearías. Sea como sea; la masturbación proporciona un momento de paz😌 un uno mismo. El gusto de darse placer, de amarse♥️, al fin y al cabo.

Son conocidas las posibles reacciones negativas de una persona si descubre a su pareja masturbándose; enfado, asco, decepción, sorpresa… Pensamientos💭 del tipo: «ya no le gusto», «no le aporto lo que necesita», «estará pensando en otro/a», «se ha cansado de mí», entre otros.

“La sexualidad es más amplia que el coito en pareja, abarca la masturbación, los sueños eróticos, la sensualidad. Masturbarse no significa engañar al otro. ”

Beltran, 2019

La revolución de la masturbación💦

Darse placer no debería significar nada más a parte de lo que es, no saques conclusiones sin preguntar antes. ¿Si encuentras a tu pareja masturbándose porque debería ofenderte? Está viviendo su sexualidad de forma libre y consentida. Por mucha exclusividad sexual que vuestra relación mantenga, darse placer a uno mismo debería ser un derecho universal, e indiscutible. Si sientes que este acto te hace sentir mal piensa🤔 a qué puede ser debido. Quizás descubras que guardas alguna inseguridad😰. Además, a menudo culpamos a los otros de hacer cosas que «no deben» porque nosotros mismos no nos permitimos hacerlas. ¿Cual es tu concepto de masturbase? ¿Sigues pensando que está mal hacerlo?

A menudo culpamos a los otros de hacer cosas que «no deben» porque nosotros mismos no nos permitimos hacerlas.


Te invito a que saques el tema💬 con tu pareja, ¡o con quien quieras! y que cada uno saque sus conclusiones. Puede ser hermoso disfrutar del disfrute ajeno sin necesidad de participar. Al final es aquello que dicen; Uno debería sentirse feliz de que la persona que ama esté feliz.
Tu felicidad me hace feliz☺️.


Recomendaciones🤓


Dana Caceci, Julio 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *